Magistrado, Héctor Salas Mejía, salve usted a Barrancabermeja
Periodico La Reforma
Sábado, 27 Diciembre 2014 21:39

Magistrado, Héctor Salas Mejía, salve usted a Barrancabermeja

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Por: Rosberg Perilla Perez

Aprovechando la gran cobertura que tiene este medio de comunicación en la ciudad de Bucaramanga, sede de la Sala Penal del Tribunal Superior  de Bucaramanga, quiero de manera muy respetuosa dirigirme al Honorable Magistrado, doctor, Héctor Salas Mejía, para que escuche la súplica que desde Barrancabermeja la sociedad decente, la comunidad honesta y honrada de este puerto petrolero le expone, implorando justicia.

 

 

En el año 2.001, es decir hace 13 años, el Concejo Municipal de Barrancabermeja, en uso de sus atribuciones constitucionales, escogió como Presidente de su Junta Directiva al Concejal, René Tordecilla Reina, identificado con la cédula de ciudadanía # 91.421.024 expedida en Barrancabermeja y quien hoy, a pocos días de finalizar el 2.014, cuenta con 52 años de edad.

El problema, en esa época, fue que el señor René Tordecilla lejos de liderar un eficaz control político a la entonces administración municipal que dirigía el ex alcalde, Julio César Ardila Torres, —como era su deber siendo Concejal de Barrancabermeja— por el contrario, se dedicó a delinquir haciendo mal uso del presupuesto del Concejo Municipal, utilizándolo para su beneficio personal, según lo sentenció en primera instancia una Juez de la República en la ciudad de Barrancabermeja en noviembre del año 2.012.

Fueron tantos los escándalos que estremecieron en esa época al Concejo Municipal de Barrancabermeja, (año 2.001), que un grupo de ciudadanos, representados en una entidad llamada la RED VER (una veeduría ciudadana que funcionó en la ciudad), decidió presentar un denuncio penal en contra de Tordecilla.

En esa época, la Fiscalía Novena Delegada Seccional, profirió resolución de acusación en contra de este controvertido concejal.  Esta decisión fue apelada por Tordecilla el 27 de septiembre de 2.006 y le correspondió conocer en segunda instancia a la Fiscalía Segunda Delegada ante el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bucaramanga, despacho que, para desgracia de Tordecilla, confirmó la acusación el 18 de julio de 2.008 que, incluso, ordenaba en esa época para el corporado UNA MEDIDA DE ASEGURAMIENTO DOMICILIARIA que, habilidosamente, supo burlar de la justicia desapareciendo por varios meses de nuestra ciudad, pese a que primero apeló ante los tribunales la medida y no la ganó, lo que dejó en firme la medida.

La Fiscalía General de la Nación, en sus investigaciones, pudo observar que René Tordecilla, aprovechando las ventajas que le brindaba su investidura de Presidente de la Corporación, actuando como ordenador del gasto, se cogió para si mismo, en el año 2.001, la suma de $ 150 millones de pesos.

René Tordecilla fue hallado culpable por las conductas punibles de:

—   Contrato sin cumplimiento de requisitos legales.

 Peculado por apropiación en beneficio de terceros en concurso homogéneo y heterogéneo.

Esos delitos le valieron una condena por parte de la justicia colombiana que lo conminó a pagar 10 años de cárcel y la devolución de los $ 150 millones de pesos como contraprestación según sentencia de la Juez  Penal del Circuito en Descongestión, doctora Amanda Ayala Corredor.

René Tordecilla, haciendo uso del recurso de apelación, se dirigió a la Sala Penal del Tribunal Superior de Bucaramanga, sin embargo, esa apelación anduvo "extraviada", (celosamente escondida en una gabeta del Palacio de Justicia de Barrancabermeja por dos largos años, quizas a la espera de una anhelada prescripción), hasta que finalmente el expediente y la solicitud de apelación aparecieron y fueron entregados al Honorable MagistradoHéctor Salas Mejía de la Sala Penal del Tribiunal Superior de Bucaramanga para que sea él quien tome la última palabra, definiendo la segunda instancia, en este grave caso de corrupción presentado en el Concejo Municipal de Barrancabermeja.

Hasta aquí la historia es normal, cualquier ciudadano puede y tiene el derecho a apelar.

El mayor problema y más grave de toda esta catástrofe que se avecina, es que René Tordecilla, después de estar condenado por una Juez de la República a 10 años de prisión y esperando la respuesta del Tribunal Superior y sin haberse acogido a la medida de aseguramiento que le dictaron por este caso mientras se le resolvia su situación jurídica,volvió nuevamente a ocupar una curul en el Concejo Municipal de Barrancabermeja ... y vaya sorpresa ... se hizo elegir a partir del 1 de enero de 2.015 como nuevo Presidente del Concejo Municipal, es decir como "ordenador del gasto" de la misma entidad de donde, exactamente, la Juez de la República, doctora Amanda Ayala Corredor lo expulsó, condenándolo por ladrón, (recordemos que la palabra peculado es igual a un robo), y sin que hasta el momento el Tribunal Superior haya respondido su apelación.

René Tordecilla, con la ayuda de otros concejales que fungen de abogados y que son sus socios en el manejo y distribución del presupuesto al interior del Concejo Municipal de Barrancabermeja, "pudo probar" que mientras la dolorosa sentencia en su contra no estuviese debidamente "ejecutoriada" por haber sido apelada ante el Tribunal, él, Tordecilla, podría estar "vivito y coleando" en la Corporación edilicia y pavonearse orondo en la Presidencia de esa corporación edilicia.

Atención barranqueños, el solo hecho que René Tordecilla deba ser el encargado de hacerle control político a temas tan delicados como el endeudamiento por $ 160 mil millones en que se comprometió el Municipio, o la prolongación de la conseción del alumbrado público a Iluminación Yariguies por 10 años mas (hasta el 2.029) o la tremenda incertidumbre que se tiene con la construcción de la PTAR (Planta de Tratamiento de Aguas Residuales), enciende una alarma roja que anuncia el inminente peligro que las cosas vuelvan a suceder tal como ocurrieron en el 2.001.

Magistrado, Doctor Salas, son ahora los ratones vigilando el queso.

Si el concejal de Barrancabermeja, René Tordecilla Reina, se posesiona nuevamente el próximo 1 de enero de 2.015 como Presidente del Concejo Municipal, los barranqueños estaríamos asistiendo al mayor escándalo de corrupción jamás visto en la historia de nuestra comarca a lo largo de sus 92 años de vida municipal.   Un hecho político que, de confirmarse a partir del 1 de enero, se constituiría en toda una vergüenza para la institucionalidad de nuestro municipio.

Doctor, Héctor Salas Mejía, de la Sala Penal del Tribunal Superior  de Bucaramanga, se trata del caso radicado en su despacho bajo el número 2008-01160-01.

Por favor Doctor Salas:  se lo suplicamos por nuestra ciudad, por nuestros hijos y por el futuro de Colombia, salve a Barrancabermeja de una catástrofe política, ética y social.  Casos como este no pueden servir de ejemplo a nuestra sociedad que necesita ver bien representada a la justicia como principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde.

 

Doctor Salas, nuestra ciudad, Barrancabermeja, se lo agradecerá eternamente.

 

Visto 2091 veces Modificado por última vez en Sábado, 27 Diciembre 2014 22:04
Más en esta categoría: BUCARAMANGA, CAMBIO DE MODELO »
Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomVision.Com
  • Most popular

  • Top read

  • Tags

HomeOpiniónMagistrado, Héctor Salas Mejía, salve usted a Barrancabermeja

Calendario

« Junio 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

CONTACTENOS

Dirección: Avenida 10N No. 15-51 Pinares Condominio Oficina 304 Torre 1 - Piedecuesta
Cel: 3183926574 - 3132169420
Correo:  periodicolareforma@colombia.com 

Periódico La Reforma

Periodismo Independiente con Responsabilidad Social

02661233
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Pasada
Este Mes
Mes Pasado
Hostorico
5022
3669
8691
2621000
70298
72372
2661233
Your IP: 54.158.15.97